Proceso Industrial

Proceso industrial

Nuestra Planta elaboradora está emplazada en la Localidad de General Lagos, Provincia de Santa Fe, República Argentina, a pocos kilómetros de la ciudad de Rosario, sobre la autopista más importante del país, que une a Rosario con Buenos Aires.

Con un equipamiento de última generación y siguiendo estrictos procedimientos de BPM (Buenas Prácticas de Manufactura), en nuestra planta elaboradora se producen más de 60 sabores de cremas heladas, más de 40 variedades de postres y el autoabastecimiento de insumos fundamentales para nuestro rubro como ser el dulce de leche, baños y coberturas de chocolate, salsas de frutas y todas las delicias que nuestros clientes encuentran en nuestras cremas.

El objetivo, abastecer al mercado a través de tres Unidades de Negocios que comparten las mismas prioridades: la calidad del producto y el compromiso con el cliente; prioridades que han llegado a constituirse en el sello que nos distingue en el mercado del helado a nivel nacional.

Para finalizar no podemos dejar de destacar el aporte de nuestro capital humano, los verdaderos responsables de la calidad final de nuestros productos y del compromiso con los objetivos y valores de la empresa para que nuestros clientes nos sigan eligiendo día a día, desde Usuahia a La Quiaca.

Continuaremos trabajando incansablemente para ofrecerle a nuestros clientes los mejores productos, porque nos apasiona el helado, nos gusta lo que hacemos y por ello damos lo mejor de cada uno.. y podemos decirlo con orgullo.

Este es el compromiso asumido por todos los que integramos Gitanes SRL.

Daniel Sterren
Jefe de Planta

El secreto de la calidad
Cuando ingresa la materia prima que utilizamos para elaborar nuestros helados comienza una rutina de controles que aseguran la elaboración con materia prima de primera calidad, no solo por las exigencias a los proveedores de certificados de calidad, ficha técnica y protocolo, sino porque cada producto es analizado y aprobado por nuestro laboratorio, realizando los controles físico-químicos, microbiológicos y sensoriales necesarios para asegurar la calidad de los mismos.
En la elaboración, cada punto del proceso está asegurado a través de controles que van desde la pasterización automatizada de la mezcla para asegurar la inocuidad del producto hasta el análisis sensorial y bacteriológico para garantizar que el producto que se va a envasar es seguro.
Luego del envasado se realizan análisis microbiológicos, físico-químicos y sensoriales para garantizar que los productos que se encuentran a la venta son seguros e inocuos y mantienen las exigencias de calidad establecidas por las normativas vigentes y por nuestros clientes.
Un control estricto en las temperaturas de las cámaras garantiza la conservación de los productos en el tiempo con las mismas características y propiedades desde su liberación.
Todas las etapas del proceso mencionadas se rigen bajo las normas de nuestros manuales de calidad donde se especifica en cada etapa del proceso las buenas prácticas de manufacturas a seguir para lograr los objetivos de calidad. Además, nuestros manuales de calidad incluyen procedimientos estandarizados de saneamiento donde nos garantiza la eficacia de cada tarea realizada y la vigilancia de las mismas a través de planillas.
Un monitoreo y control de todo el proceso de elaboración, como el análisis del agua de la planta, bioseguridad, control ambiental, estricto control del procedimiento de exclusión de residuos, completa este estricto procedimiento de Control de Calidad.
Nuestro personal participa de un plan de capacitación en buenas prácticas de manufactura y evaluación de las mismas para garantizar la elaboración de nuestros productos en forma segura.
Todos nuestros productos están aprobados por la autoridad de Bromatología de Santa Fe, asegurando que cumplen con las exigencias del Código Alimentario Argentino.
Lic. Malvina Belbuzzi
Responsable de Calidad
 

Mío Helados
Proceso industrial

Nuestra Planta elaboradora está emplazada en la Localidad de General Lagos, Provincia de Santa Fe, República Argentina, a pocos kilómetros de la ciudad de Rosario, sobre la autopista más importante del país, que une a Rosario con Buenos Aires.

Con un equipamiento de última generación y siguiendo estrictos procedimientos de BPM (Buenas Prácticas de Manufactura), en nuestra planta elaboradora se producen más de 60 sabores de cremas heladas, más de 40 variedades de postres y el autoabastecimiento de insumos fundamentales para nuestro rubro como ser el dulce de leche, baños y coberturas de chocolate, salsas de frutas y todas las delicias que nuestros clientes encuentran en nuestras cremas.

El objetivo, abastecer al mercado a través de tres Unidades de Negocios que comparten las mismas prioridades: la calidad del producto y el compromiso con el cliente; prioridades que han llegado a constituirse en el sello que nos distingue en el mercado del helado a nivel nacional.

Para finalizar no podemos dejar de destacar el aporte de nuestro capital humano, los verdaderos responsables de la calidad final de nuestros productos y del compromiso con los objetivos y valores de la empresa para que nuestros clientes nos sigan eligiendo día a día, desde Usuahia a La Quiaca.

Continuaremos trabajando incansablemente para ofrecerle a nuestros clientes los mejores productos, porque nos apasiona el helado, nos gusta lo que hacemos y por ello damos lo mejor de cada uno.. y podemos decirlo con orgullo.

Este es el compromiso asumido por todos los que integramos Gitanes SRL.

Daniel Sterren
Jefe de Planta

El secreto de la calidad
Cuando ingresa la materia prima que utilizamos para elaborar nuestros helados comienza una rutina de controles que aseguran la elaboración con materia prima de primera calidad, no solo por las exigencias a los proveedores de certificados de calidad, ficha técnica y protocolo, sino porque cada producto es analizado y aprobado por nuestro laboratorio, realizando los controles físico-químicos, microbiológicos y sensoriales necesarios para asegurar la calidad de los mismos.
En la elaboración, cada punto del proceso está asegurado a través de controles que van desde la pasterización automatizada de la mezcla para asegurar la inocuidad del producto hasta el análisis sensorial y bacteriológico para garantizar que el producto que se va a envasar es seguro.
Luego del envasado se realizan análisis microbiológicos, físico-químicos y sensoriales para garantizar que los productos que se encuentran a la venta son seguros e inocuos y mantienen las exigencias de calidad establecidas por las normativas vigentes y por nuestros clientes.
Un control estricto en las temperaturas de las cámaras garantiza la conservación de los productos en el tiempo con las mismas características y propiedades desde su liberación.
Todas las etapas del proceso mencionadas se rigen bajo las normas de nuestros manuales de calidad donde se especifica en cada etapa del proceso las buenas prácticas de manufacturas a seguir para lograr los objetivos de calidad. Además, nuestros manuales de calidad incluyen procedimientos estandarizados de saneamiento donde nos garantiza la eficacia de cada tarea realizada y la vigilancia de las mismas a través de planillas.
Un monitoreo y control de todo el proceso de elaboración, como el análisis del agua de la planta, bioseguridad, control ambiental, estricto control del procedimiento de exclusión de residuos, completa este estricto procedimiento de Control de Calidad.
Nuestro personal participa de un plan de capacitación en buenas prácticas de manufactura y evaluación de las mismas para garantizar la elaboración de nuestros productos en forma segura.
Todos nuestros productos están aprobados por la autoridad de Bromatología de Santa Fe, asegurando que cumplen con las exigencias del Código Alimentario Argentino.
Lic. Malvina Belbuzzi
Responsable de Calidad